Home actualidad Soberbio partido de Sergio ante el Betis
Soberbio partido de Sergio ante el Betis

Soberbio partido de Sergio ante el Betis

6
0

Corría la temporada 2008/2009 cuando  de forma traumática se iniciaba la nueva era de Guardiola como entrenador del barça. El club confiaba en un entrenador nobel del Barça B para dirigir el equipo tras el final del exitoso periodo de Frank Rijkaard. En el debut de Pep al frente del equipo, este caía de forma inesperada en la primera jornada del campeonato de liga contra el Numáncia, con una imagen gris y desconcertante del equipo.

 Pero para la segunda jornada de liga contra el Rácing de Santander, Pep tenía preparada una “revolución”: poner como  eje del equipo a un chaval de 20 años al que únicamente se le conocía por ser el hijo del que había sido portero del barça de Cruyff, Carles Busquets. 

Desde aquella sorprendente alienación de Pep, Sergio Busquets jamás dejó de jugar, y tras el bajón de esta pretemporada, podemos afirmar que “busi” está de vuelta. En la segunda jornada de liga, tras perder el primer partido, Valverde tuvo que confiare de nuevo  en Busquets. 

Los barcelonistas podemos estar tranquilos,  cuando muchas voces del entorno culé ya enterraban al canterano y,  otros tantos, pronosticaban que este año Busquets “chuparía” banquillo en este  renovado, talentoso y más que poblado centro del campo azulgrana, el fútbol nos ha demostrado una vez más que este deporte no entiende de nombres ni de cifras, sólo de talento, y nos confirma que  los genios no deben ni pueden  desaparecer

Sergio es un genio, un prodigio futbolístico,  y un ejemplo de cómo se debe entender y jugar al  fútbol sobre un terreno de juego. “Busquetadas” siempre las tendremos, es el precio que hay que pagar por ser testigos de la perfección futbolística convertida en extrema sencillez. Con un físico impropio de un futbolista (1,89 cm y 76 kg), sin apenas necesidad de correr, sin alardes, Busquets sigue siendo más que nunca el  faro, la brújula, el epicentro de un equipo en el que todo empieza y acaba en las piernas de Busquets.

Nos asustó esta pretemporada ver el nivel mostrado por Sergio en algunos partidos. Vimos este verano más “busquetadas” que nunca, e incluso Valverde optó por sentar en el banquillo al jugador en el primer partido oficial de la temporada, contra el Athletic de Bilbao, muchos creyeron que Busquets ya no era imprescindible, que ya no sería necesario para este nuevo barça,   pero cuando la inteligencia extrema sobrepasa al físico, los años no són escollo para seguir dirigiendo el corazón azulgrana. 

(6)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *