Home Uncategorized Máxima efectividad, mínimo juego: ¿Qué le pasa a este Barça?

Máxima efectividad, mínimo juego: ¿Qué le pasa a este Barça?

Máxima efectividad, mínimo juego: ¿Qué le pasa a este Barça?
78
1

Valverde ha heredado una plantilla con algunos desgastes y particularidades y no puede cambiar actitudes del día a la mañana

 

El Barça atraviesa un mal momento de juego y no domina los partidos

Queda claro que el F.C. Barcelona no pasa por el mejor momento de juego pero a pesar de ello la mayoría de puntos se han ido al saco. En ese aspecto la temporada pinta bien y tenemos la esperanza de que se vayan limando los desajustes deportivos. Pero el problema en el partido contra el Athletic ha sido la falta de Iniesta, que ha destapado algo que ya se intuía: sin su juego el Barça se estanca en su modo más gris e inoperante. Los partidos son de ida y vuelta y se resuelven por la mejor pegada de los azulgrana.

Valverde trabaja con una plantilla que no ha confeccionado y eso es muy difícil. Está trabajando duro y sus argumentos tácticos convencen. Puede que el juego no sea el más brillante, pero hay que entender que hereda el equipo de Luis Enrique y que es difícil darle identidad a un juego que ya estaba desgastado la temporada pasada. Y aún así, se ganan los partidos.

La falta de Iniesta deja claro que nos hace falta un jugador de control

¿Quién sustituye a Iniesta si no puede jugar? ¿Quién asume el control, el toque y los galones por detrás de los jugadores más ofensivos (incluyendo a Messi)? No hay un relevo claro y las rotaciones desdibujan a posibles candidatos. Denis parece que vuelve a su intermitencia; Rakitic tiene muchas cualidades pero la de control no es la mejor de ellas; Busquets trabaja en otra línea por delante de los defensas y suficiente trabajo tiene; Aleñá funciona mejor como medio o extremo con vertiente ofensiva…

No se fichó a Verrati ni a Seri y se trajo a Paulinho. Pero el brasileño aporta otra cosa, una mentalidad y un enfoque al que no estamos acostumbrados. Pero se desentiende de aspectos técnicos o de control, por lo que no solo no es solución sino que es una carta en la manga del entrenador para ofrecer “otra cosa”.

La factoría Barça ha dejado de crear Xavis e Iniestas

A priori Thiago tenía que ser el enlace generacional entre los Xavis, Iniestas y los centrocampistas de la pedrera. Pero el hispano brasileño se marchó y el Camp Nou no ha visto más jugadores con ese perfil. Y los que podían haber resultado se quedaron por el camino (Cesc, que no cuajó y algunos canteranos que andan cedidos o vendidos).

La factoría Barça ya no fabrica Xavis y el último periodo de fichajes se tornó en pesadilla. Seri parecía el mejor colocado tras la imposibilidad de incorporar a Verrati pero acabó descartado en el último momento. Los jugadores que tenemos en plantilla tampoco parecen capaces de asumir galones.

¿De quién es la culpa? Posiblemente del estado actual del deporte rey. El juego se ha convertido en algo más de ida y vuelta, por lo que encontrar jugadores con ese toque mágico se ha vuelto algo bastante difícil.

El juego se sostiene en Umtiti, Stegen, Iniesta y Messi

Y cuando uno de éstos falla el equipo se resiente. Y cuando el equipo se resiente su juego entra en imprecisiones y riesgos innecesarios. Ahora ha fallado Iniesta y, en un mal partido, se ha conseguido la victoria por enfrentar a uno de los Ath. Bilbao más flojos de los últimos tiempos.

¿Qué pasaría si perdemos a Umtiti o a Messi? Mejor toquemos madera y que eso no ocurra nunca. Y la ineficacia de Suárez no invita tampoco al optimismo. El uruguayo no está centrado y no aporta nada de la calidad que se le conoce. Pero no se puede negar: Luis Suárez estaría en el banquillo si no se llamase Luis Suárez independientemente de tener sustituto o no.

¿Necesita el Barça fichar a otro killer? ¿Se recuperará Suárez del peor bache de su carrera en el club? Sí y esperemos que sí. Porque no podemos negar que la falta de competencia ha sido algo bueno durante la época de la MSN, pero ahora eso es historia. Se necesita alguien que aporte hambre de gol y con ello dar tiempo a Suárez para que se pueda recuperar.

La titularidad de André Gomes, incomprensible

Teniendo jugadores de tanta calidad que vienen de la cantera o que aportan más chispa, nadie comprende porque es el portugués la primera apuesta para la titularidad en los últimos partidos. Ya no es cuestión de adaptación ni de prestaciones como jugador, es un futbolista que no tiene sangre como para ofrecer algo distinto. Seamos justos o no, lo que vino de fuera no iguala siquiera a lo que tenemos en casa. Los rumores apuntan a que se marchará en alguno de los dos próximos periodos de traspasos.

Tal y como están las cosas, un jugador intrascendente no ayuda a nadie. Y darle prioridad ante otros jugadores con “algo” especial frena la progresión y oportunidades de otros.

(78)

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *