Home actualidad El Remate: el caso Coutinho
El Remate: el caso Coutinho

El Remate: el caso Coutinho

33
0

Nueva temporada con viejas y nuevas sensaciones

Había escrito un primer párrafo hablando de la temporada anterior del Barça. Hablaba de la imagen dada en Copa y Champions; de algunos jugadores que desestimaron una final para jugar la Copa América; de otros que declararon que la afición “está demasiado acostumbrada a ganar” en vez de entonar el mea culpa; de ganar una liga a pesar de la nula contribución de Coutinhos, Umtitis y Dembelés que estaban llamados a ser los estandartes del nuevo Barcelona; de la incapacidad de Valverde para apostar por la cantera lo que ha propiciado algunas fugas de talento y de otras tantas cosas. Pero lo he borrado y voy a hablar del más riguroso de los presentes. El aquí y ahora.

Es el momento de retomar el podcast tras un final de temporada tremendo y nefasto. De volver a luchar por la dignidad de la entidad explicando todo lo que sucede. Con amor por la entidad pero sin eufemismos ni juegos de palabras. En clave Blaugrana: “amb pit i collons“ como decimos por aquí. Es por eso que quiero inaugurar esta sección repasando temas que sean actualidad en el mismo momento en el que me ponga a escribir. De polémicas de primer nivel o de nombres propios. Una sección llamada “El Remate de Xavi Capa”.

El Remate, una opinión semanal de Xavi Capa: El caso Coutinho.

La historia de Philipinho es la historia de la necesidad de tapar un agujero y tratar de tirar tierra al socavón dejado por Neymar y algunos otros movimientos infructuosos del Barcelona en el terreno de los fichajes. El jugador brasileño se convierte en una operación anunciada a bombo y platillo como si eso ayudase en algo a agilizar la operación. Se paga caro y se está pagando carísimo por la precipitación y el poco atino.

Es cierto que lo que los primeros días se entendía como timidez y perfil bajo son ahora apatía y absoluta falta de chispa en el terreno de juego. Alguien que se ha dejado ir en lo anímico y que en las sensaciones nunca ha llegado a estar del todo presente. Se le atisbaron maneras, hubo goles y se esperó con paciencia la eclosión del crack. Algo de lentitud en la toma de decisiones pero una paciencia de santo por parte de la afición del Camp Nou.

Pero ese fenómeno pagado a precio extraterrestre que nunca ha dado señales de vida es ahora un lastre de proporciones bíblicas que atormenta a la entidad con una ficha desorbitada y falta total de entendimiento con afición, entidad y el fútbol de primer nivel. Es un cartel andante que, a pesar de otros aciertos, lleva pintado en la cara la la palabra fracaso con 160 millones + ficha en un contrato de 5 años.

Trasladándonos a la más rigurosa actualidad, Coutinho es un peso muerto por su ficha y porque se ha devaluado hasta tal punto que ni una cesión ha sido viable para desprenderse de él. Se agotó la fórmula premier y se van cerrando puertas porque los clubs no llegan al nivel de ingenuidad necesario para tan siquiera plantearse un mínimo interés.

No se le quiere, no se le espera y se le presiente irrecuperable. Algo que no ocurre con Dembelé, del cual se esperan grandes cosas y que parece que si las lesiones le respetan puede hacerse un hueco en el club de forma permanente.

Si la entidad blaugrana tiene la gran suerte de encontrar comprador, no creo que esto deba traer de vuelta a Neymar. Porque el Neymar de las grandes noches se marchó a París y nunca volverá. Y porque el pack de situaciones extradeportivas que trae bajo el brazo sería una losa de granito picando contra un castillo de cristal.

En definitiva, recemos para que Coutinho entienda de alguna manera que debe despertar cuanto antes de su letargo. Incluso jugando como interior o mediapunta más centrado. Que pueda aportar algo en los objetivos deportivos y que esos 5 años que firmó resuenen en la conciencia de algún señor que sonríe nerviosamente en las presentaciones del Barça.

¿Qué pasará con Coutinho?

El Barça ha intentado colocárselo al Tottenham pero no han picado. Hubo un intento desesperado de última hora pero el equipo inglés no estuvo por la labor y el jugador tampoco está poniendo facilidades de ningún tipo. En el PSG no harán nada que pueda beneficiar al club y no aceptarán trueques de ningún tipo. El resto de equipos del planeta simplemente no se lo pueden permitir. Así que, esperando equivocarme, preveo que el jugador continuará por lo menos hasta el siguiente periodo de traspasos.

¿Cuál es la solución? ¿Cuál sería la que aplicarías tú?

El asunto no tienen fácil solución. A priori, una cesión con opción de compra parece lo mejor para todos. Pero el jugador no vale lo que se pago por hacerse con sus servicios. En caliente mi solución sería una rescisión por bajo rendimiento pero eso es impensable. El problema es que la directiva no puede aceptar las ofertas que han llegado por simple cuestión de orgullo: 40 o 50 millones al lado de los 160 soltados en su momento. Visto lo visto, todo lo que sea ingresar algo por traspaso y evitar su ficha debería ser bueno para todos.

Coutinho es el melón por abrir de este año. Una incógnita que ya no pude ir a peor. Y eso es a lo que me aferro ahora mismo. Una catarsis personal. Un reencuentro con las sensaciones. Un trabajo psicológico para reubicarlo deportivamente. O un pelotazo de cabeza al fútbol chino en el que ingresemos una buena cantidad y respiremos por fin aliviados. Crucemos los dedos y pensemos que, a pesar de su intrascendencia el año pasado, se ha ganado una liga con él entrando una vez y otra también en las alineaciones.

(33)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *