Home Uncategorized En clave merengue: La crónica del partido de ida
En clave merengue: La crónica del partido de ida

En clave merengue: La crónica del partido de ida

39
0

Primer partido oficial de la temporada donde el Real Madrid se impuso con claridad a un Barça espeso, sin ideas y con poco juego. Lejos queda aquella versión del Tiki Taka dónde aplastaba a sus rivales con juego y brillo.  ¿Son justas las críticas recibidas? ¿Es tal la debacle de este Barça? Ayer el estadio culé registró la peor entrada de público de la última década (en el primer clásico del año con la supercopa en juego) ya sea por ser Agosto o bien por el clima de frustración que hay entorno al proyecto.  El club parece sin rumbo y sigue sin aportar nada que ilusione.

A excepción de los problemas que puedan existir en la cúpula de can Barça no hay que olvidar que a este deporte se juega en el césped y no en los despachos y ahí el Real dio una clase magistral al equipo azulgrana que se vio superado por unos blancos con más ideas y con más ganas.

Una primera parte dónde más que un título parecía un partido entre amigos con poco juego, casi ninguna ocasión, mucho respeto por ambas partes y prácticamente nada a destacar. La segunda parte empezó en otra dirección con un fútbol más vistoso y más vertical hasta que una internada de Marcelo por banda izquierda llegando casi a línea de fondo puso un centro raso que Pique metió en su propia portería dando así ventaja al visitante. A raíz del primer gol, y durante bastantes minutos, sólo hubo un equipo en el campo hasta que en una jugada aislada con unas posibles manos previas de Leo Messi acabó en un piscinazo de Suárez ante la salida del Tico Navas. Penalti inexistente pitado y un Barça que se hacía con el empate con una pena lanzada con elegancia por Leo.

El Madrid, lejos de achicarse, hizo valer una vez más el acierto de Zidane en los cambios y esto le valió para que en una contra empujada por Isco y Cristiano acabara en un derechazo del portugués a la escuadra de Stegen. La locura se apoderó del portugués que se quitó la camiseta en la celebración y recibió la primera de las dos amarillas que recibió durante su corta estancia en el terreno de juego. Con 1 a 2 en el luminoso otra contra de los blancos acabó con un balón disputado entre Cris y Umtiti en el cuál hay contacto, el normal en una disputa entre atacante y defensor. El portugués en el suelo gesticulando y viendo la segunda amarilla por supuesta simulación. La rigurosa expulsión provocó el desconcierto en Cristiano que empujó levemente al colegiado y esto le podría costar entre cuatro a doce partidos de sanción.

Fue contra diez cuando los de casa se pusieron valientes y fueron en busca del empate dejando muchos espacios en defensa. Con lo que eso conlleva contra los blancos. Y así fue como en una imprecisión en el ataque azulgrana propinó la contra del Madrid finalizada con un zurdazo de Asensio a la escuadra. Nada pudo hacer meta alemán. Así acabó la ida de la Supercopa con un Madrid muy superior y un Barcelona hundido que por ahora no tiene un rumbo claro. El desconcierto en cuanto a fichajes y la planificación ha hecho mella. Pero no hay que olvidar que queda el partido de vuelta y toda una temporada entera en la cual seguro van a dar guerra hasta el final.

Es muy pronto para llamar al pesimismo y al estado de crisis ya que esto no ha hecho más que empezar.

(39)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *